• Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)
  • Vivienda de balas de paja y madera en Selva (2007)

SITUACIÓNSelva, Mallorca

AÑO PROYECTO2007

FINAL DE OBRA2009

EQUIPOColaboradores:
Miguel A. R. Nevado, Arquitecto (estructura)
Sergio Sala Nowotny, Ing. industrial (instalaciones)

 Aparejadores:
José A. Buendia Santiago
María Antonia Mas, Arq. técnico (Coordinacion Seguridad y Salud)

 Constructores:
Inversiones Auxella S.L.
Ecocon (madera)
Rikki Nitzkin (paja)

Primera vivienda de balas de paja construida en Mallorca.

Tras el estudio de la topografía, la vegetación, los vientos dominantes, el soleamiento y las vistas del paisaje, la vivienda se colocó junto a un hermoso algarrobo que se convierte en el elemento vertebrador alrededor del cual la casa se organiza en forma de L. El árbol protege a la casa de los fuertes vientos de tramuntana, a la vez que genera un agradable rincón sombreado cercano a la entrada donde pasar las tardes de verano.

El diseño recoje estrategias bioclimáticas comunes en la arquitectura tradicional, dando prioridad a la orientación para aprovechar al máximo el sol, teniendo en cuenta su recorrido a lo largo del día y las ganancias solares en épocas de frío, adaptando la forma para maximizar la fachada sur y distribuyendo la vivienda de manera que todas las estancias disfruten de la mejor orientación y vistas. La pérgola y la parra, junto a las persianas y el dimensionado de los aleros permiten un buen y sencillo control solar en verano que se ve complementado con la disposición de las ventanas para refrescar la casa por las noches.

Debido a las características de la vivienda y a las circunstancias necesitábamos un sistema de montaje rápido y sencillo, por lo que se escogió trabajar con madera maciza estandarizada, cortada a medida mediante control numérico y cuya construcción se finalizó en tres semanas. El entramado de madera queda insertado en los muros de paja, sistema que resulta muy eficiente, ya que aporta una mayor flexibilidad en el diseño y la ventaja de construir los muros de paja teniendo la protección de la cubierta.

El agua caliente se obtiene gracias a 10 m2 de colectores y la calefacción, usada solamente en periodos de mucha nubosidad funciona con una estufa-caldera de biomasa con apoyo solar situada en la sala de estar y conectada al suelo radiante.

También se tuvo en cuenta el aprovechamiento del agua de lluvia proveniente de la cubierta y de dos pozos de vena ya existentes. La capacidad total de almacenaje es de 37 m3, suficiente para las necesidades anuales de los habitantes y del jardín. Para completar el ciclo del agua se instaló un sistema de separación de aguas grises para su futuro reaprovechamiento y una depuradora doméstica de tratamiento terciario y un 95% de rendimiento de depuración (frente al 40-50% de una fosa séptica) que permite reutilizar toda el agua residual para riego de los árboles de la finca sin riesgo alguno de contaminar los acuíferos subterráneos.

La terraza se complementa con una pequeña piscina. El sistema de depuración escogido es de cloración salina.

Artículo aparecido en la revista Ecohabitar

Artículo Mallorca Zeitung

Artículo Diario de Mallorca

Artículo L’Espira

Premios de arquitectura sostenible 2012 Poraxa