OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Reforma de vivienda

en Santa Margalida

La vivienda existente, pequeña y abandonada desde hacía años, era un buen ejemplo de arquitectura adaptada al lugar y a un modo de vida basado en la agricultura y en la economía de medios.

La situación cumplía con los requisitos de Alejandro y Mercedes, en medio del campo, en una zona muy tranquila y bien conservada y al mismo tiempo muy cercana al núcleo urbano y al lugar de trabajo.

La rehabilitación se planteó siguiendo la misma filosofía de quienes construyeron la casa, buscando la simplicidad y haciendo lo justo y necesario para adaptarnos al máximo a lo existente y a las circunstancias y necesidades de los clientes. Los condicionantes principales fueron un presupuesto muy ajustado, la voluntad de conseguir un nivel de comodidad que cumpliese con los criterios de nuestro modo de vida actual y el uso de materiales naturales y sanos.

El proyecto se dividió en dos fases que se ajustan a las necesidades progresivas de espacio de una familia y a las posibilidades económicas de cada momento. Primero se ha reformado la vivienda, dejando algunos acabados para realizarse en autoconstrucción y más adelante se reformaron los anexos.

Las estrategias para conseguir un mayor confort térmico junto a una alta eficiencia energética fueron agrandar las ventanas orientadas al sur para maximizar la captación solar y darle prioridad al aislamiento de la envolvente, tanto en muros, cubiertas y suelos como colocando carpinterías de calidad. El sistema de calefacción es una estufa de leña de alto rendimiento junto a una preinstalación de suelo radiante.

Se buscaron aislamientos de origen natural, con una energía gris y una huella ecológica lo más baja posible y con la capacidad de dejar transpirar los muros y la cubierta, lo cual repercute en la calidad del aire interior, regulando la humedad e impidiendo las condensaciones. En la cubierta y bajo la solera se colocó una doble capa de aglomerado de corcho natural a rompejuntas y para aislar los muros una manta de fibra de cáñamo. El equilibrio entre aislamiento e inercia térmica, necesario para mantener una temperatura más constante durante todo el año, se consigue gracias a la solera de hormigón de cal y el barro cocido de los tabiques interiores, las bovedillas de los forjados y el pavimento. La humedad ambiental se acaba de gestionar y regular mediante el recubrimiento de yeso de las paredes interiores y la impermeabilización de la cubierta realizada con una lámina transpirable de polipropileno. Para minimizar los ruidos de impacto el forjado de la planta piso se aisló acústicamente con paneles de fibra de madera.

Siguiendo con la línea de todo el proyecto se escogieron maderas de bosques gestionados con sello FSC y tratadas con aceites naturales, cuidando los detalles para evitar problemas de dilatación y humedad. Las tuberías de la red de agua y saneamiento son de polipropileno, evitando el uso de PVC, cuyo proceso de fabricación es muy contaminante y los ladrillos de barro empleados son de fabricación semiartesanal cocidos con hornos que utilizan biomasa como combustible.

La electricidad se obtiene mediante una instalación de paneles fotovoltaicos. Para el aprovechamiento del agua de lluvia se recuperó el aljibe y se colocaron canales de cobre que recogen el agua de las cubiertas. Se ha instalado un sanitario seco por compostaje junto a un filtro vegetal para el reciclaje de aguas grises.

Con simplicidad y materiales adecuados,  la casa ha recuperado su belleza propia. Tanto el precio de la intervención como el coste ecológico han sido muy ajustados y la calidad del resultado muy satisfactorio. Al rehabilitar nuestras viejas casas les damos otra oportunidad para volver a ser un hogar sin consumir más territorio y conseguimos recuperar una parte de nuestra historia.

 

FICHA TÉCNICA

  • Reforma integral de vivienda unifamiliar aislada.
  • Estrategias pasivas: Mejora de la captación solar mediante aberturas más grandes a sur. Mejora del aislamiento de toda la envolvente.
  • Materiales:
    • Forjados de vigas de madera aserrada certificada
    • Muros de ladrillo cerámico (hornos alimentados con biomasa) y piedra recuperada rejuntada con mortero de cal.
    • Aislamiento de corcho natural en cubierta y solera y de fibra de cáñamo en muros.
    • Morteros de cal y yeso.
  • Climatización: Estufa de biomasa + preinstalación de suelo radiante.
  • Recuperación de aguas pluviales: Cisterna existente de marés rehabilitada.
  • Depuración de aguas residuales: Inodoro seco (de compostaje) + Fosa séptica para depuración de aguas grises.
  • Estudio geobiológico.

SITUACIÓN: Santa Margalida

AÑO PROYECTO: Fase 1: 2009 / Fase 2: 2013

FINAL DE OBRA: Fase 1: 2010 / Fase 2: 2015

EQUIPO:

APAREJADOR:

  • Joan Brunet Alos

CONSTRUCTOR:

  • Fase 1: Ecocreamos S.L. / Fase 2: Bartomeu Cloquell
Contacta

Escríbeme un mensaje y me pondré en contacto contigo lo antes posible. Gracias.

No legible? Cambiar el texto. captcha txt